lunes, 13 de julio de 2009

Tina & Coti


A quienes les gusten los animales y hayan tenido uno, sabrán de sobra lo que se siente al perderlos. Nosotros hemos perdido dos en muy poquito tiempo y la verdad es que cuesta acostumbrarse a su ausencia. Echas de menos sus gestos, sus mimos, los paseos, las risas en torno a sus maneras de hacer, ese amor incondicional y gratuito que te dan, sin preguntarte ni juzgarte. Coti y Tina se han ido pero nos han dejado un montón de recuerdos y buenos momentos. Estas fotos son un pequeñito homenaje.

5 comentarios:

Beatriz dijo...

Lo siento mucho...

iruneh dijo...

Llegan a ser uno más de la familia y al perderlos queda un vacío tremendo, por eso no me entra en la cabeza que la gente pueda abandonarlos a su suerte en una cuneta...

Entiendo que tendrás mucha penita porque se hayan ido, piensa que les has dado una buena vida, que han sido felices contigo y te han querido tanto como tu a ellos. Ha tenido la mejor vida que podían tener.

Un abrazo

Carole dijo...

Es un homenaje muy bonito Lia, me salta la lagrima al ver Tina. Lo bonito de la vida, es que lo bueno siempre se recuerda y todo lo vivido es lo que le da sentido a nuestras vidas. Un beso muy grande!!!

Lia dijo...

Muchas gracias a todas. La verdad es que por muy mal que se pase cuando se van, a mi me compensa un monton. Gracias Carole, cuanta razon tienes. Lo de Tina a ratos no me lo acabo de creer... besitos

kebonikö dijo...

A Coti no lo conocí, pero estoy segura que junto con la Tineta estan muy orgullosos de vosotros.
Seguro que los dos hacen turnos para vigilar que Panchito no haga demasiados destrozos ;p
Besitossss!!!